¿Qué simboliza el colibrí?

En un mundo donde tantas cosas se han vuelto tan efímeras, donde todo cambia y evoluciona  a la velocidad de la luz, donde casi todo es desechable, desde productos materiales hasta relaciones románticas pasando por cada aspecto de la miríada que es la vida, no es difícil perder pie.  En una sociedad basada en snapshots momentáneos, gratificación inmediata, respuestas instantáneas en whatsapp y otros medios de comunicación, podemos llegar a sentirnos perdidos, fatigados, agobiados e inundados, con una sobrecarga de información y de estímulos exteriores. Nos llegamos a sentir a menudo que no somos bastante buenos, guapos, competentes, delgados, inteligentes, preparados y carismáticos.

Pensamos que no salimos tan bien en los selfies que la persona que seguimos en Instagram, que no tenemos el tiempo de disfrutar de unas vacaciones en una isla exótica como lo hacen nuestros amigos en FB.

La creciente lucha para encontrar un lugar bajo el sol, y aún más nuestro lugar bajo el sol, nos puede llegar a desmotivar; no encontramos sentido, la vida nos pesa porque la percibimos como una cadena de días y semanas que se siguen perpetuamente en rutinas que nos quitan la creatividad. Tenemos más y más medios de comunicar sin embargo nos sentimos más y más aislados y desconectados de nosotros mismos y de los demás. La calidad de nuestras conexiones es inversamente proporcional a la cantidad. Nuestras conversaciones se han hecho huecas y poco auténticas. 

Sin embargo, la vida es sencilla, si así lo queremos. Este planeta es abundante y bello. Si miramos a nuestro alrededor con una apertura y la voluntad de ver cosas positivas y bellas, las encontraremos.

El colibrí nos agarra de la mano y nos lleva a descubrir o re-descubrir el néctar de la vida, a saborear la dulzura de la existencia, a abrir nuestros corazones, a volver a mirar el mundo como lo hacen los niños, en total admiración, sabiendo que esto es nuestro jardín, nuestro parque de atracciones. Asocio el colibrí con un sentido de libertad, me recuerdan que no debemos renunciar a nuestros sueños y que aunque nos sentimos a veces frágiles y pequeños, podemos superar los obstáculos y lograr nuestros objetivos.

El colibrí está asociado el amor, alegría y belleza. El colibrí es capaz de volar hacia atrás, y nos enseña que podemos recordar nuestro pasado, sin embargo, esta ave también nos enseña que no debemos insistir en nuestro pasado y tenemos que seguir adelante. El colibrí se la pasa bebiendo el néctar de las flores, lo que significa que debemos saborear cada momento, y apreciar las cosas que amamos.

Colibrí es una criatura que abre el corazón. Significado de que aunque dolor nos cause cerrar nuestro corazón, este tiene la oportunidad de sanar, nuestros corazones son libres de abrirse de nuevo.

En compañía del colibrí nuestra vida se convierte en un paraíso de delicias de flores, aromas y sabores, nos reímos y disfrutamos de la creación, nos recuerda que no nos debemos dar por vencidos e ir en la búsqueda de nuestros sueños a pesar que nos sintamos frágiles o pequeños ante los desafíos.

Informacion tomado de http://www.colibripedia.com/significado-colibri/

Mi logo lleva el colibrí por su asociación con la leyenda maya, que forma parte de la riqueza increíble de México, país que considero mi segundo hogar.

LEYENDA MAYA DEL COLIBRÍ

Los mayas, más viejos y sabios, cuentan que los dioses crearon todas las cosas de la Tierra. Y a cada animal, a cada árbol y a cada piedra le encargaron un trabajo. Pero, cuando ya habían terminado, notaron que no había nadie encargado de llevar los deseos y los pensamientos de un lado a otro.

Como ya no tenían barro ni maíz para hacer otro animal, tomaron una piedra de jade y tallaron una flecha. Era una flecha muy chiquita. Cuando estuvo lista, soplaron sobre ella y la flechita salió volando. Ya no era una flechita, porque estaba viva. Los dioses, habían hecho un colibrí.

Era tan frágil y tan ligero el colibrí que podía acercarse a las flores más delicadas sin mover uno solo de sus pétalos. Sus plumas brillaban bajo el sol como gotas de lluvia y reflejaban todos los colores.

Entonces los hombres trataron de atrapar al pájaro precioso para adornarse con sus plumitas. Los dioses se enojaron y ordenaron: “Si alguien lo atrapa, el colibrí morirá”. Por eso, nunca nadie ha visto un colibrí en una jaula ni en la mano de un hombre. Así, el misterioso y delicado pajarillo puedo hacer tranquilo su trabajo: llevar de aquí para allá los pensamientos de los hombres. Si te desean un bien, él te trae el deseo; si te desean un mal, él también te lo trae. Si un colibrí vuela alrededor de tu cabeza, no lo toques. El tomará tu deseo y lo llevará a los otros; piensa bien y desea cosas buenas para todos. Por algo pasa el colibrí por tu camino; puede ser por bien… o puede ser por mal.  FUENTE: (irlandairlanda.wordpress.com)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

MANEJAMOS LA INFORMACIÓN CON PRIVACIDAD

POLITICA DE PRIVACIDAD

De conformidad con lo establecido en la Ley Federal de Protección de Datos Personales en Posesión de los Particulares, Katrien De Moor pone a su disposición el siguiente aviso de privacidad:

Katrien De Moor, es responsable del uso y protección de sus datos personales, en este sentido y atendiendo las obligaciones legales establecidas en la Ley Federal de Protección de Datos Personales en Posesión de los Particulares, a través de este instrumento se informa a los titulares de los datos, la información que de ellos se recaba y los fines que se le darán a dicha información.

 

Además de lo anterior, informamos a usted que Katrien De Moor, tiene su domicilio en:

Résidence St. Georges

Chemin du Gué 6

Bâtiment A

01210 Ferney Voltaire (AIN)

Francia

Los datos personales que recabamos de usted serán utilizados para las siguientes finalidades, las cuales son necesarias para concretar nuestra relación con usted, así como para atender los servicios y/o pedidos que solicite:

  • Venta de libros
  • Envío de ebook
  • Envío de historias cortas
  • Envío de boletín informativo
  • Comunicar información acerca de eventos, webinars, entrevistas, noticias
  • Compartir información a través de un blog

Para llevar a cabo las finalidades descritas en el presente aviso de privacidad, utilizaremos los siguientes datos personales:

  • Nombre
  • Correo electrónico
  • País de procedencia
  • Asunto de interés
  • Mensaje compartido por el lector

 Por otra parte, informamos a usted, que sus datos personales no serán compartidos con ninguna autoridad, empresa, organización o persona distintas a nosotros y serán utilizados exclusivamente para los fines señalados.

Usted tiene en todo momento el derecho a conocer qué datos personales tenemos de usted, para qué los utilizamos y las condiciones del uso que les damos (Acceso). Asimismo, es su derecho solicitar la corrección de su información personal en caso de que esté desactualizada, sea inexacta o incompleta (Rectificación); de igual manera, tiene derecho a que su información se elimine de nuestros registros o bases de datos cuando considere que la misma no está siendo utilizada adecuadamente (Cancelación); así como también a oponerse al uso de sus datos personales para fines específicos (Oposición). Estos derechos se conocen como derechos ARCO.

Para el ejercicio de cualquiera de los derechos ARCO, se deberá presentar la solicitud respectiva a través del siguiente correo electrónico:

contacto@katdemoor.com

Lo anterior también servirá para conocer el procedimiento y requisitos para el ejercicio de los derechos ARCO, no obstante, la solicitud de ejercicio de estos derechos debe contener la siguiente información:

  • Nombre
  • Teléfono
  • Contenido o motivo de la solicitud
  • Firma

La respuesta a la solicitud se dará en el siguiente plazo: máximo 15 días hábiles, y se comunicará de la siguiente manera:

A través de correo electrónico contacto@katdemoor.com

A través del teléfono  +41 78 605 7446

Los datos de contacto de la persona o departamento de datos personales, que está a cargo de dar trámite a las solicitudes de derechos ARCO, son los siguientes:

  1. Nombre del responsable: Katrien De Moor
  2. Domicilio:

Résidence St. Georges

Chemin du Gué 6

Bâtiment A

01210 Ferney Voltaire (AIN)

Francia

  1. Teléfono: +41 78 605 7446
  2. Correo electrónico: contacto@katdemoor.com
  3. Otro medio de contacto: katdemoor.com

Cabe mencionar, que en cualquier momento usted puede revocar su consentimiento para el uso de sus datos personales. Del mismo modo, usted puede revocar el consentimiento que, en su caso, nos haya otorgado para el tratamiento de sus datos personales.

Asimismo, usted deberá considerar que para ciertos fines la revocación de su consentimiento implicará que no podamos seguir prestando el servicio que nos solicitó, o la conclusión de su relación con nosotros.

Para revocar el consentimiento que usted otorga en este acto o para limitar su divulgación, se deberá presentar la solicitud respectiva por escrito, mediante el envío de una carta o solicitud en formato libre a la siguiente dirección:

contacto@katdemoor.com

Del mismo modo, podrá solicitar la información para conocer el procedimiento y requisitos para la revocación del consentimiento, así como limitar el uso y divulgación de su información personal, sin embargo, estas solicitudes deberán contener la siguiente información:

  • Nombre
  • Teléfono
  • Contenido o motivo de la solicitud
  • Firma

La respuesta a la solicitud de revocación o limitación de divulgación de sus datos se dará a más tardar en el siguiente plazo: máximo 15 días hábiles, y se comunicará de la siguiente forma:

A través del correo electrónico: contacto@katdemoor.com

Nos reservamos el derecho a modificar o adaptar la presente Política de Privacidad en cualquier momento. Te recomendamos revisar la misma, y si te has registrado y accedes a tu cuenta o perfil, se te informará de las modificaciones. Usted puede solicitar información sobre si el mismo ha sufrido algún cambio a través del siguiente correo electrónico:

contacto@katdemoor.com

Recibe de manera gratuita una historia bellisima por tu suscripción.

LA ROSA BLANCA